Comunidades del Vichada despiertan ante el abandono estatal

Más de 1000 indígenas se concentraron en Puerto Carreño, capital del Vichada, en respuesta al llamado del paro nacional. Hasta ese remoto lugar, ubicado en el oriente del país sobre la frontera con Venezuela, llegaron las consignas de la Minga Agraria, Campesina, Étnica y Popular, jornada que se desarrolló entre el 30 de mayo y el 12 de junio de este año.

En la memoria de ese olvidado departamento no se registraba una movilización de esa naturaleza. Por esa razón, la Minga en Vichada sorprendió a las autoridades civiles y militares, que dieron respuestas erráticas ante la actividad del pueblo. Amenazaron con llevar al ESMAD y desalojar a los manifestantes; luego el gobernador del departamento les ofreció una res para la alimentación y expresó su respeto a la protesta; también hubo anuncios de judicialización contra los líderes y, finalmente, se acordó la expedición de un decreto para conformar una mesa permanente de interlocución.

“Fue una experiencia importante – dice María Carreño, líder indígena de Puerto Carreño– pues nos enseñó que los derechos se exigen uniéndonos para presionar al gobierno. Es que aquí la costumbre era buscar beneficios o ayudas a través de los políticos”. Con la Minga inició una nueva época para el pueblo del Vichada; un despertar de la gente que sobrevive allí entre el abandono estatal y la corrupción político administrativa.

En ese departamento, que es el segundo más grande de Colombia (después de Amazonas), gran parte de la población tiene las necesidades básicas insatisfechas. Según datos oficiales (DANE 2010), el 95,8% de la población no cuenta con alcantarillado y el 56,5% no tiene agua potable. No hay redes eléctricas en las zonas rurales, por lo cual los habitantes deben usar plantas que funcionan con gasolina.

Según María, la gente ya se está cansando de esa situación y empieza a preguntarse de qué forma hacer efectivos sus derechos. Por esa razón decidieron participar en el paro nacional.
A raíz de la protesta que se dio en el marco de la Minga, las autoridades tradicionales y delegados de comunidades indígenas de todo el departamento fueron convocados a presenciar la firma del anunciado decreto. El hecho se produjo en el municipio Cumaribo, el pasado 30 de agosto, en presencia de delegados de más de 50 comunidades y resguardos indígenas de los pueblos Amorúa, Sáliva, Sikuani, Piaroa, Curripaco, Puinabe, Cubey Piapoco. Allí el gobernador Luis Carlos Álvarez Morales firmó y publicó el acto administrativo que crea la “Mesa Permanente de Concertación Interinstitucional de los Pueblos Indígenas del Vichada”, y cada pueblo eligió su delegado a ese espacio.

“Aunque tenemos claro que el decreto es sólo un papel, nos parece un gran logro haber conseguido que se creara ese espacio para que las autoridades departamentales nos escuchen. Es un primer paso hacia el fortalecimiento de nuestras organizaciones indígenas y también sirve para encontrarnos con otros sectores sociales como campesinos y comunales”, concluyó María.

Share this article

Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.