Microcentrales en Sonsón dejan afectaciones ambientales

Por Estefanía Ocampo

En el año 2015 se iniciaron los proyectos hidroeléctricos en el municipio de Sonsón, Antioquia. Las empresas dueñas de estos proyectos afirmaron que no serían perjudiciales para el medio ambiente ni para las comunidades, sin embargo a medida que avanzan las construcciones, las afectaciones también lo han hecho.

 

En un principio los empresarios llegaron con las manos llenas de ilusiones, augurando desarrollo y valorización del territorio; prometieron construir carreteras que, al parecer, fomentarían la conexión entre las comunidades y el área urbana, y generar empleo, para evitar que habitantes del sector se desplazaran a otras localidades. Actualmente se adelantan procesos en dos de las ocho microcentrales eléctricas que se planean construir en el municipio, Aures Bajo S.A.S E.S.P e Hidro Arma E.S.A E.S.P, ambas ubicadas en el corregimiento de Alto de Sabanas; las otras seis aún se encuentran en estudios ambientales.

Las comunidades que habitan las áreas de impacto de estos proyectos han reportado enfermedades respiratorias, daños en los cultivos y contaminación del agua, a causa de la polvareda que se extiende a través de las carreteras que comunican la vía principal con las microcentrales. Dada la topografía escarpada y pendiente del lugar, se han reportado deslizamientos sobre y en los predios de los habitantes del sector, dañando sus cultivos y viviendas. En la parte baja, a orillas del río, los deslizamientos de tierra se han llevado a su paso el bosque nativo. Además se encontró que gran parte de la tierra removida en las construcciones ha sido lanzada al río para evitar el trabajo de trasportarla a otros sectores, y aunque se sabe que el código de recursos naturales prohíbe estas prácticas, las empresas han hecho caso omiso de ello, incluso Cornare conoce el proceso, pero no ha hecho nada para evitar que se continúen vulnerando los derechos de los ríos Aures y Arma.

Carmenza Carmona, directora de la Veeduría Ciudadana Ambiental del municipio, afirma que el caso de Sonsón no ha sido aislado al de varios municipios del Oriente antioqueño ricos en fuentes hídricas y minerales, como Guatapé, San Carlos, El Retiro y San Rafael, en los que también se han construido microcentrales eléctricas. Añade que estos proyectos debilitan el tejido rural, puesto que los campesinos al cambiar su labor de campesino a obrero, abandonan el oficio que han ejercido durante generaciones. Generalmente dichos proyectos atraen gente de diferentes lugares que alteran las costumbres y economía de la región. En cuanto al medio ambiente comenta que las repercusiones serán vistas en el cambio de los ecosistemas, la disminución y contaminación del caudal del río, la deforestación y explotación minera.

Cabe traer a colación que Sonsón tiene 94 títulos mineros. Como es bien sabido, la explotación minera necesita grandes cantidades de energía como las que se pretende generar con dichas hidroeléctricas, ubicadas estratégicamente en lugares ricos en bienes naturales.

La comunidad ha acudido en repetidas ocasiones a las autoridades locales como: Cornare, la Inspección de Policía y la Personería municipal para denunciar lo que está sucediendo, sin embargo, según relatan, todos se pasan la pelota unos a otros, excusándose en que no son la autoridad pertinente para solucionar dichas problemáticas y que solo pueden recibir las quejas y enviarlas a otra oficina. Generalmente las quejas recibidas son enviadas a la sede principal de Cornare, ubicada en el municipio del Santuario, donde se han demorado tanto tiempo para responder, que la comunidad en compañía de la Veeduría Ciudadana Ambiental y el MOVETE (Movimiento social por la defensa del agua, la vida y el territorio del Oriente antioqueño), ha tenido que adelantar acciones legales como derechos de petición, comunicados y denuncias ciudadanas para que se agilicen los procesos.

Aures bajo: será que por fin le responderán a los campesinos
Como se mencionó anteriormente, la construcción de la hidroeléctrica Aures Bajo S.A.S E.S.P ha provocado varias afectaciones en el territorio. Gran parte de ellas giran en torno a las carreteras de las veredas Naranjal y La Loma que conectan la vía principal con la sede de la empresa, pues aparte de la contaminación ambiental y los daños en los cultivos y viviendas de los campesinos, se descubrió que la carretera de la loma fue construida sin ser autorizada la licencia ambiental ni comprados los predios por donde fue trazada.

En contraposición a lo anterior, la comunidad se ha manifestado durante lo que ha corrido del presente año con actos no violentos como el cierre de la carretera, denuncias en los medios de comunicación regionales y derechos de petición expedidos a Cornare.

En respuesta, el 4 y 7 de julio del presente año se reunieron los campesinos afectados, los representantes legales de la empresa, el Alcalde municipal Obed Zuluaga, Cornare, MOVETE y la Veeduría Ciudadana Ambiental para hablar de la problemática, enfatizando en cómo la empresa no había respondido por los daños y perjuicios que se han venido presentando a raíz de la construcción de la carretera. Después de entrevistar a algunos de los líderes, nos enteramos que la empresa se está reuniendo con los campesinos de manera individual para llegar a un acuerdo legal. Y en cuanto a la carretera que fue trazada ilegalmente, ya fue expedida la licencia ambiental por parte de Cornare, a pesar de las fallas estructurales y geológicas que posee.

Share this article

About Author

Super User
Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.