[ENTREVISTA] Revolución en Kurdistán: La otra guerra contra el Estado Islámico

Recientemente La Fogata y la Pajarera Libertaria, editoriales independientes de Colombia, publicaron el libro escrito por el periodista Leandro Albani, titulado Revolución en Kurdistán. La otra guerra contra el Estado Islámico. A propósito de esta publicación, Periferia (P) conversó con Albani (L.A) sobre el movimiento kurdo, el Estado Islámico, y los aportes para los procesos revolucionarios en Colombia.

 P: El prólogo del libro menciona similitudes entre las resistencias en Kurdistán y América Latina ¿Cuál cree que es el principal aporte del movimiento kurdo a las luchas sociales en Colombia y el resto del continente?

  1. A: El principal aporte es el rol de las mujeres en la lucha guerrillera y política. Más allá de las diferencias entre los dos procesos, en Kurdistán, particularmente en Rojava, las mujeres desarrollan un proceso de liberación profundo, inédito y que, por lo que se puede ver, se va tornando irreversible. Que esto ocurra en Medio Oriente es muy importante, sobre todo por el concepto patriarcal de la sociedad y por la fuerte influencia de las corrientes más retrógradas del Islam, como en Arabia Saudí o Turquía, donde la mujer es considerada un sujeto sin identidad.

 Después, los aportes son recíprocos, porque los puntos en común son los diálogos de paz y sus trabas puestas por los sectores más retrógrados, las experiencias de democracia popular y de base, el poder territorial desplegado por las insurgencias y los movimientos sociales, y el gran desafío de ingresar a la vida política institucional, que en el caso kurdo se da con el Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas originales) en Turquía.

 P: Son conocidas las imágenes de mujeres que protagonizan la resistencia kurda, ¿ese protagonismo se refleja en roles de liderazgo político?

  1. A: El liderazgo de las mujeres kurdas, tanto en las milicias como en la sociedad, es real y concreto. En el último tiempo ese empoderamiento se acrecentó con el proceso revolucionario que se lleva adelante en Rojava. Una característica del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de las organizaciones que se desprenden de él, es que todos los puestos de dirección son co-presidencias, donde las bases eligen a una mujer y a un hombre. Al mismo tiempo, dentro de la insurgencia desde hace muchos años se crearon batallones conformados sólo por mujeres y espacios de discusión en los cuales ellas definen sus políticas, que luego son aceptadas por la totalidad de la guerrilla. Siempre hay que tener en cuenta que este proceso de empoderamiento de las mujeres kurdas lleva apenas unas décadas y que todavía hay mucho camino por recorrer.

P: En el Epílogo usted plantea que se avecina una guerra total contra el Estado Islámico, sin embargo los atentados recientes, y el fortalecimiento del gobierno aliado de Turquía, ¿no permiten pensar a un Estado Islámico fortalecido?

  1. A: Tanto en Siria como en Irak el Estado Islámico recibe fuertes golpes todos los días. Sus fuerzas se vienen replegando (y muchos mercenarios y comandantes escapan en desbandada). Sin dudas, en esos dos países el retroceso militar del Estado Islámico es evidente, aunque el peligro mayor que tiene este tipo de organizaciones es su ideología, el wahabismo, corriente del Islam patrocinada por Arabia Saudí. El wahabismo no es algo reciente, sino que es diseminado por el mundo con millones de dólares aportados por el reino saudí. Y esta ideología tiene un profundo carácter reaccionario y de represión social que, vaya casualidad, es sumamente funcional al capitalismo.

 Los atentados que el Estado Islámico se adjudicó en Europa, Turquía y Líbano muestran el retroceso de la organización en Irak y Siria, pero a su vez confirman su capacidad de financiamiento para movilizar gente en otras partes del mundo y la llegada ideológica que tienen entre las personas. Por estos días se está configurando un nuevo Estado Islámico, mucho más parecido en su funcionamiento a Al Qaeda, porque en los territorios va perdiendo fuerza de manera constante. Se pensaba que el Estado Islámico iba a tomar el control de Libia bastante rápido, pero en ese país también está sufriendo muchas bajas.

 

P: La versión de que integrantes del Estado Islámico pudieran conformar una célula con capacidad de atentar en Brasil con ocasión de los Juegos Olímpicos, ¿implica un riesgo real?

  1. A: La presencia del Estado Islámico en Brasil no parece que sea tan real, más allá de las amenazas y arrestos que se realizaron. Pero igualmente, hay que tener en cuenta que el Estado Islámico tiene como línea general realizar ataques espectaculares, con un manejo mediático impecable que le permite, entre otras cosas, captar seguidores. Muchos de sus seguidores son jóvenes que no tienen para nada claro de qué se trata la religión islámica y, en bastantes casos, son personas de diferentes clases sociales con muy pocas esperanzas y perspectivas de vida. Sobre esos aspectos opera el Estado Islámico y su ideología, principalmente con los jóvenes europeos y norteamericanos.

Share this article

About Author

Periferia
Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Librería

La Fogata

Apóyenos

Centro de Artes

 

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.