Así va la puja por la revocatoria de Peñalosa en Bogotá

El mes de mayo inició con la entrega de 650 mil firmas en pro de la revocatoria del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ante la Registraduría distrital. Desde que se hizo su inscripción en la Registraduría Nacional del Estado Civil, este proceso ha tenido tanto detractores como seguidores, generando que la discusión política tome vida en los espacios públicos de la ciudad.

Los partidarios de la revocatoria, a mitad del mes de enero, inscribieron cuatro comités para recolección de firmas: Unidos Revocamos a Peñalosa, Revoquemos a Peñalosa, Recuperemos a Bogotá y Bogotá Mejor sin Peñalosa, los cuales se sustentan en el artículo 103 de la Constitución Política de Colombia, donde la revocatoria es uno de los mecanismos de participación. Además como puede observarse en el “FORMULARIO PARA LA RECOLECCIÓN DE FIRMAS (APOYOS) PARA EL MECANISMO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANO” que le entregó la Registraduría al comité Unidos Revocamos a Peñalosa, uno de los mayores argumentos es que “el alcalde ha engañado a los bogotanos y bogotanas desde la presentación del ante proyecto de plan de desarrollo radicado ante el Consejo Territorial de Planeación que difiere con el radicado ante el Concejo de Bogotá. Las medidas iniciadas para cubrir el déficit presupuestal del plan de desarrollo han implicado el recorte del gasto público social, el despido de miles de trabajadores, la venta de empresas de servicios públicos como la ETB y el grupo de energía, entre otras”.

Este comité fue el primero en entregar un compilado de firmas. Esta primera entrega “fue una estrategia de presión para la Registraduría Nacional y el Consejo Nacional Electoral, porque están asustados de que les revoquen el proceso", señaló Leonardo Puentes, vocero del comité Revoquemos a Peñalosa, al periódico El Tiempo. El comité Recuperemos a Bogotá se fusionó con Unidos Revocamos a Peñalosa, mientas que Bogotá Mejor sin Peñalosa, encabezado por César Augusto González, ex candidato al Senado por el Polo y ex candidato al Concejo por el Partido Liberal, no tuvo fuerza.

Por su parte, los detractores nacieron luego de la inscripción de la revocatoria, y están en defensa, no del cargo, sino del plan de gobierno presentado en el año 2015. “Lo que haremos es defender un modelo de ciudad, que ya comienza a ser realidad, y en este momento no hay riesgo más grande para ese modelo de ciudad que la revocatoria”, aseguró Andrés Villamizar, director de la fundación Azul Bogotá, en un video corto publicado en el perfil de Facebook de esta organización. El 18 de abril Azul Bogotá inscribió un comité de revocatoria a la alcaldía de Enrique Peñalosa a nombre del ciudadano José Fernando Flórez Ruiz, director jurídico de la fundación, con el propósito de “demostrar con esto, que hoy es absolutamente fácil, basado en mentiras, revocarle el mandato a un alcalde. Nosotros recogimos de las redes sociales las más fragantes mentiras, las recopilamos en un documento, presentamos este documento ante la Registraduría para ver si nos aceptaban como comité promotor. Para sorpresa nuestra lo aceptaron, es decir, en este momento podemos recoger firmas, basados en estas mentiras”, y añadieron que “lo que estamos haciendo acá es un experimento”  

De fondo buscaban que se hiciera una revisión no solamente de forma sino de contenido a las solicitudes de revocatoria, pero su acción provocó que el cinco de mayo se interpusiera un fraude procesal  ante la Fiscalía a José Fernando Flórez Ruiz por parte del registrador Juan Carlos Galindo Vácha, quien asegura en la página de la Registraduría Nacional que  “Villamizar reconoce que el propósito de la inscripción del comité promotor en cuestión es un experimento. Es decir que presentó los hechos a la Registraduría Nacional de manera diferente a la realidad, cuando debía estar en el deber jurídico de decir la verdad. Y la verdad en este caso es que su objetivo debía ser impulsar la revocatoria del mandato del alcalde Enrique Peñalosa y no hacer un experimento (…). Así, en nuestro criterio se podría estar configurando el delito de fraude procesal. Por eso hemos elevado la denuncia ante la Fiscalía”. Como respuesta, el cinco de mayo la fundación  sacó un comunicado en defensa de su director jurídico y de su fundación.

¿Qué viene?
Desde que el mecanismo de revocatoria nació en la Constitución Política, se han presentado 166 procesos, de los cuales solo 50 llegaron a las urnas y cero han culminado con la revocatoria del mandato, lo que les impone un reto a los actuales promotores de la revocatoria del alcalde de Bogotá.  La Registraduría le recordó al comité Unidos Revocamos a Peñalosa que tiene un mes a partir del dos de mayo para entregar más firmas. Posterior a ello, la Registraduría tiene 45 días para revisar la validez de estas y convocar a unas elecciones con el propósito de que los bogotanos decidan si quieren que Peñalosa continúe o no en la alcaldía.

El número de votos no debe ser inferior al 40% de los ciudadanos que votaron el día que se eligió el respectivo mandatario. El número de votos por la revocatoria debe ser al menos la mitad más uno de los votos ciudadanos que participen en la respectiva votación. La revocatoria de mandato será de ejecución inmediata. Dentro de los dos meses siguientes se convocará a elecciones para escoger al sucesor. La elección para elegir el nuevo mandatario se convocará siempre y cuando falten más de 18 meses para que se termine el periodo del gobernante revocado. Si faltan menos de 18 meses para que termine el periodo, se designará un gobernador o alcalde para el resto del periodo, respetando el partido, grupo político o coalición por el cual fue inscrito el mandatario.

Y si la Registraduría no avala las firmas…
El día nueve de mayo el comité Unidos Revocamos a Peñalosa, junto con otros sectores de la sociedad, convocaron a una movilización con motivo de la revisión de los argumentos, a partir de un proyecto de resolución para la verificación de las revocatorias al mandato, que aprobaría el Consejo Nacional Electoral, y que podría suspender el proceso de revocatoria del alcalde de Bogotá. Los líderes de este ejercicio de participación aseguran que continuarán con la recolección de firmas, de la mano de la movilización social.

Mientras tanto, los insultos, reclamos y discusiones se seguirán generando entre los detractores y amigos de la revocatoria, tanto en los escenarios mediáticos como en los espacios públicos de la capital. Esto hace pensar que la puja entre los detractores y los partidarios de la revocatoria será en la calle capitalina, en los escenarios del ejecutivo, en la cultura política del bogotano.  

Share this article

About Author

Johan Castillo
Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.