Nación Uw'a: por la recuperación del territorio

Toledo, Norte de Santander, mayo 30 de 2016. 150 indígenas U'wa se instalan en predios aledaños a la planta de gas Gibraltar I, operada por Ecopetrol.

Las autoridades civiles alertaron sobre una 'vía de hecho' que impediría el normal funcionamiento de la planta en la que se extrae gas natural. Se encendieron las alarmas en Ecopetrol y Gases del Oriente, empresas que extraen el gas natural y lo transportan, respectivamente, para ser vendido en Bucaramanga a aproximadamente 300.000 usuarios.

Los U'wa vienen reclamando hace décadas la devolución de su territorio ancestral, que les fue arrebatado por el Estado para otorgarlo a particulares e impulsar la colonización de esta zona del país, o a empresas para el saqueo de recursos naturales.

Primero fue el petróleo, lo que generó una lucha a muerte de los U'wa contra la compañía estadounidense Occidental de Colombia, más conocida como OXY. A muerte, literalmente, porque el pueblo ancestral amenazó con un suicidio colectivo si la petrolera seguía agrediendo su territorio. La pelea, que inició en 1992, se llevó a escenarios internacionales, se despertó la solidaridad en muchos sectores sociales y, finalmente, la OXY se retiró en 2001.

No obstante, la sombra del petróleo continúa sobre el territorio de los U'wa. En primer lugar, porque el oleoducto que lleva el petróleo desde el campo Caño Limón (Arauca) hasta Coveñas (Sucre), pasa por el territorio aborigen, ocasionando contaminación y riesgo para la población, dado que en algunos tramos se encuentra sobre la superficie. Constantemente se presentan derrames de crudo, bien sea por atentados de la insurgencia o por accidentes propios de la precaria calidad de la infraestructura.

Más recientemente, Ecopetrol perforó un pozo petrolero llamado “Magallanes”, a escasos 200 metros del río Cubugón, una de las principales fuentes de agua de los indígenas y campesinos que habitan esa región. De inmediato los U'wa iniciaron una protesta, a fin de evitar la entrada de maquinaria a ese sitio y aprovecharon que días antes había explotado un tramo cercano del oleoducto Caño Limón – Coveñas, para impedir su reparación. Eso fue en el 2014. Los U'wa levantaron la protesta con el compromiso del gobierno de parar la explotación en Magallanes y devolver unos terrenos al pueblo indígena. Pero a los U'wa nunca les entregaron las tierras y además, Ecopetrol abandonó la maquinaria e infraestructura de Magallanes en el sitio.

Por esas razones, hoy dos años después, se retomó la protesta. Primero impidieron la entrada de trabajadores y maquinaria a la planta de gas Gibraltar I y el arreglo de otro daño en el oleoducto. Pero luego de 50 días sin respuesta sería del gobierno, los indígenas, con acompañamiento de campesinos de la región decidieron tomarse la planta de gas. Allí hicieron apagar las máquinas y aparatos de extracción y bombeo de gas. Toda la operación de esa infraestructura fue suspendida.

Según Jimmy Aguablanca, integrante de AsoU'wa, se trató de una acción colectiva de recuperación y control del territorio ancestral del pueblo U'wa, consistente en la toma de lugares como el Zizuma (Nevado del Cocuy), la planta de gas Gibraltar, el 'callejón de la muerte' sobre el río Cubugón y el sector La China.

Las exigencias de la comunidad siguen siendo la devolución de territorios ancestrales a los indígenas y la protección del medio ambiente; también pidieron el arreglo de la vía o 'trocha' de la Soberanía y la distribución del gas natural a centros poblados aledaños al yacimiento, tales como Cubará y Saravena. En ese sentido, la nación U'wa encamina su movilización hacia la defensa de la vida y la permanencia en sus territorios, y hoy se deciden a neutralizar uno de los principales enemigos de su territorio, como lo es el negocio de extracción de recursos naturales.

La protesta se suspendió con compromisos por parte del gobierno y Ecopetrol frente a las exigencias indígenas y campesinas, producto de una reunión de más de 12 horas efectuada el pasado 27 de julio.

En palabras de Aura Tegría, abogada y también integrante de AsoU'wa, “se lograron avances importantes para la garantía de la pervivencia de nuestra nación ancestral y de los campesinos de la región del Sarare y del piedemonte araucano, tales como la suspensión del turismo en el Zizuma, la constitución del resguardo de Cuituba, el saneamiento del resguardo unido U'wa en el área de superposición del Parque Nacional El Cocuy, el mantenimiento de la vía de la soberanía por el término inicial de un año y el inicio de los estudios para la gasificación de las poblaciones de Cubará (Boyacá) y Saravena (Arauca)”.

Pero la pelea no termina ahí, dicen. La lucha por la defensa del territorio es incansable y durará lo que dure la amenaza que se cierne sobre él.

Share this article

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.