Imprimir esta página

El sueño de una navidad en Venecia

Para Ruby Marcela la navidad es una época especial que inspira hermandad. “Las familias que tenían inconvenientes se abrazan, hay paz, unión, jugamos, compartimos, nos reunimos y es muy bonito”. La felicidad de Ruby inicia a mediados de noviembre, fecha en la que finaliza su colegio para reunirse con su comunidad en el barrio Venecia, en torno a la construcción de una de las cuadras mejor decoradas y más representativas en el mes de diciembre en Pitalito- Huila.

Ruby tiene 12 años y con una gran sonrisa en su rostro menciona que desde que tiene memoria, en su cuadra, diciembre siempre ha sido el mes más especial y de mayor unión. “Todos nos reunimos para la decoración y celebración. Es como si se fueran los problemas y todo gracias a la espera de la llegada del niño Jesús”.

Por su parte, Oscar Bolaños, quien se dedica a la carpintería y es considerado por sus vecinos como uno de los principales impulsores de la iniciativa, manifiesta que “Es común ver que en la ciudad la navidad se celebra de manera individual, cada uno se encierra en su casa y cada vez se pierde la tradición de unión, familiaridad y comunidad. Por eso nosotros quisimos hacer algo diferente, para no perder la valiosa costumbre de compartir con nuestros vecinos y niños, ya que la mayor parte del año estamos ocupados corriendo en nuestros quehaceres y a duras penas nos saludamos; la iniciativa surgió en 2012 y desde ahí hemos decorado en cinco ocasiones”.

En las cinco versiones, la cuadra ha sido decorada con materiales reciclables y cada año va cambiando. Detrás de este atractivo sector, hay un fuerte trabajo comunitario. “Nuestros tiempos son diferentes, así que nos organizamos de acuerdo a eso. Acostumbramos iniciar la decoración a finales de noviembre, nos reunimos a partir de las cuatro de la tarde con las amas de casa, niños y adultos que hayan. Sacamos todos los equipos hasta las puertas de nuestras casas, sintonizamos la misma emisora para ambientarnos con música de diciembre y a veces hasta olvidamos hacer la cena. Los vecinos se unen a medida que llegan de sus ocupaciones y estamos hasta las 11 o 12 de la noche pintando, decorando y demás. Aquí todos ponemos nuestro granito de arena”, manifiesta Yulieth.

Alrededor de la decoración, novena y expectativa de diciembre, cada integrante de la cuadra tiene un aporte y puesto especial. Ruby cuenta que ella y sus amiguitos son los más motivados con las diversas actividades, “como siempre es en material reciclable nosotros vamos a conseguir las tapas, tarros, lonas y lo que sea necesario para ayudar a decorar, también pintamos y damos ideas de cómo nos gustaría que fuera”. El alumbrado y la mayoría de la decoración está lista a partir del ocho de diciembre, día en que se reúnen para encender las velitas, compartir un vino y dar la bienvenida oficialmente al mes de diciembre. “Nuestra navidad es el reflejo del trabajo e ilusión de niños, madres, jóvenes y adultos que creemos en que la navidad en comunidad es lo mejor que nos puede suceder”, expresa José Ignacio López, habitante del sector.

El sueño de una navidad en Venecia es posible gracias a los vínculos que hay entre vecinos y la creencia de que la navidad ayuda a crear lazos sinceros y duraderos que contribuyen a una mejor sociedad.   

 

 

 

 

Share this article