Imprimir esta página

Paro regional del Cauca es reprimido por la Fuerza Pública  

 

En el departamento del Cauca se han presentado ataques contra la vida e integridad de manifestantes que protagonizan el paro indefinido (suman 12 mil manifestantes) que se realiza desde el 28 de febrero, debido al incumplimiento del Gobierno en los acuerdos pactados desde el 2013 con campesinos, indígenas, afros y trabajadores organizados en la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia –Anuc–, la Asociación de Institutores y Trabajadores de la Educación del Cauca –Asoinca–, la Asociación de Vivienda Hogar Digno Hogar, la Cooperativa del Sur del Cauca –Cosurc–, la Unión de Trabajadores de la Energía –Uten–, y el Congreso de los Pueblos.

Entre los acuerdos que se pactaron con el anterior presidente Juan Manuel Santos (2010-2018) están la inversión de $280 mil millones para adjudicación de tierras al campesinado caucano, la construcción de 700 viviendas rurales, y la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos para la implementación de proyectos productivos alternativos (como el cumplimiento de la agenda de La Habana). Por estos y otros acuerdos se mantiene el paro regional indefinido.

Las comunidades se han movilizado por el departamento incluyendo su capital Popayán. Sin embargo, la respuesta del gobierno de Iván Duque ha sido represión por medio del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), y el martes cinco de marzo, en el punto llamado El Cairo del municipio de Cajibío, se presentaron ataques de la Fuerza Pública contra las personas que ejercían pacíficamente el derecho a la protesta, lo que obligó a la Mesa de Derechos Humanos Por la Defensa de la Vida y el Territorio a activar las alertas tempranas. Hasta el momento, según lo denuncia la Mesa de Derechos Humanos, se han presentado 44 personas heridas que han sido atendidas principalmente en la Comisión de Salud y en centros asistenciales.

 

 Secretaría de Formación y Comunicación

Coordinador Nacional Agrario

Share this article