Imprimir esta página

¿Cómo defiendo mi territorio?

El jueves 14 de marzo, en el marco de la conmemoración del día Internacional en contra de las represas, diferentes actores sociales que luchan por defender el territorio participaron en el Encuentro Campesino realizado en el municipio de Oporapa, Huila.

Esta integración tuvo como eje fundamental las preguntas: ¿qué es defender el territorio? Y ¿soy defensor del territorio? De las cuales surgieron respuestas que conllevan a promover la movilización social por aquellas problemáticas que afectan a cada comunidad, pero también a entender que el cuidado del territorio se da desde el pensar y actuar de cada persona que habita el planeta y que desde esta perspectiva se puede luchar contra cualquier proyecto que ponga en riesgo el bienestar del ambiente y el ser.

La actividad organizada por la Asociación Social No a las Represas en el Territorio (ASONARET) contó con la participación de aproximadamente 150 personas entre líderes sociales, alcaldes, concejales y organizaciones como Plataforma Sur, sindicatos de PJA y campesinos. De igual forma, estuvieron presentes diferentes delegados de los municipios del sur del departamento como Pitalito, Acevedo, Salado Blanco, Elías e Isnos, y dos grupos de investigación de la Universidad Surcolombiana, Insurgentes de la ciudad de Neiva y Comunicando Sur de Pitalito.

El Encuentro Campesino, aunque es una fecha de conmemoración, busca principalmente resaltar la fuerza campesina, apoyarla y fortalecerla, así lo dijo Robinson Sánchez, presidente de AZONARET, quien además recalcó la importancia que tienen estos espacios.

Durante el desarrollo de la actividad, intervinieron Lorena Gómez, funcionaria de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM),  y  Oscar Andrés Hernández Bolaños, integrante del grupo Defensores del Territorio del Sur del departamento del Huila, ambos explicaron las razones por las que resulta imprescindible saber los tramites administrativos y legales de las gobernanzas participativas, las competencias de los Concejos Municipales y las herramientas que están al servicio de la ciudadanía pero que no se utilizan por desconocimiento.

 “Es importante tener incidencia en los procesos de ordenamiento territorial, no solamente en los documentos de planes básicos y esquemas, sino de lo que habita alrededor de ellas como lo son los cuidados de las áreas protegidas, que tienen categoría de Parques Regionales Naturales y de los Distritos de Manejo Integrado que actualmente se están construyendo y definiendo sus planes de manejo. Esas incidencias deben tener un blindaje real para ejercer una protección definitiva en torno a la administración de los suelos de los territorios de las reversas ambientales, para que repercutan de manera directa en el resto del territorio de las entidades territoriales, por ello es primordial que la gente participe. Esto constituye un renglón primordial en lo que tiene que ser la lucha y la defensa del territorio acompañada por la movilización social”, manifestó Oscar Hernández.

Otro aspecto fundamental de estos encuentros que se han realizado desde el año 2015 en Oporapa, es el hecho de participar como municipios en la implementación de propuestas y tareas que fortalezcan cada una de las organizaciones, Juntas de Acción Comunal y actores organizados y no organizados que quieren proteger su territorio, pues como lo afirmó José Herney Trujillo, líder comunitario, “el territorio es nuestro, entonces lo nuestro tenemos que defenderlo”.

Asimismo, Tatiana Salamanca, asistente al encuentro, aseguró que: “Considero que es importante defender el territorio por ciertos aspectos: primero el ambiental, ya que el Huila cuenta con grandes reservas y además tiene el río Magdalena que es uno de los más importantes del país, y si dejamos que multinacionales intervengan con el fin de realizar proyectos de extractivismo o minero energético empezaremos a ver cómo afecta el clima, las tierras fértiles ya no serán productivas, y la contaminación será abundante. Ahí surgiría una crisis social, puesto que nuestros campesinos se verán afectados en cuanto al desarrollo económico en el sistema agrícola y por ende toda la comunidad estará afectada, porque ellos son quiénes nos dan el alimento. También es un tema cultural porque si somos obligados a despojar los lugares en donde vivimos, estaríamos acabando con cierta cultural, ya que el lugar donde vivimos no es solo el pedacito de tierra, sino dónde hemos creado costumbres”

Finalmente, para cerrar el evento, los participantes enviaron un mensaje de resistencia y apoyo a la minga indígena que lucha por sus derechos sociales y ambientales en el suroccidente del país.

Share this article

Acerca del Autor

Natalia Andrea Peña Chacón