Editorial 155: 15 años haciendo y escribiendo la historia desde la periferia

En 15 años, más de 600 investigadoras, líderes sociales, defensoras de derechos humanos, profesores, campesinos, feministas, comunicadores populares, senadores, afros, internacionalistas, sabios empíricos, melómanos, cinéfilos, sindicalistas, ambientalistas, y gente del común de todo el país ha publicado en las 155 ediciones de Periferia. Son esos ninguneados por un Estado déspota y bélico nuestra razón de ser. Nos enorgullece saber que, más que un medio, durante estos 15 años Periferia ha sido –y es– una herramienta que les permite a las comunidades y los procesos sociales recuperar su derecho a la comunicación. En nuestras páginas, mes a mes, la Colombia periférica se narra, conoce sus problemáticas, se hace consciente de ellas, y descubre las maneras más dignas e ingeniosas para enfrentarlas.

Periferia es el sueño hecho realidad de un grupo de inconformes con la violencia, las mentiras de los medios de comunicación corporativos, y la perversidad e injusticia del modelo económico que en 2004 lideraba la ultraderecha y cuyo embrujo nos condenó al neoliberalismo que hoy conocemos.

Periferia es una joven que ha enfrentado el patriarcado, los abusos y las desigualdades. Es también la vida descalza y desnuda que reclama servicios públicos en los barrios altos de las ciudades. Es una montaña de mujeres y de hombres luchando por su dignidad en las cárceles que los mata lentamente, salvo si son de apellido Merlano. Periferia tiene la sangre negra e indígena que defiende los territorios y resiste a la discriminación, al abandono y al racismo. Es una obrera peleando por el bienestar de su familia. Es una vendedora de obleas que organiza a los venteros ambulantes, o que vende almuerzos a tres mil pesos para que otros no sufran el hambre que ella padeció en su infancia.

Periferia es el niño leyendo la historia de su padre desaparecido, y luego haciéndose hombre para estudiar periodismo y contar las historias de otras víctimas. Es el niño que le lee prensa alternativa a su padre analfabeta, y a la vez se forma ideológicamente. Es la lucha estudiantil contra la corrupción y por la educación pública y gratuita. Es rebeldía con olor a pólvora y sudor. Es un nuevo país donde caben los sueños de los humildes.

Periferia es un periodismo alternativo que se la ha jugado con esfuerzo y amor por la comunicación popular, abriendo puertas y ventanas para que por allí entren las generaciones del cambio y de las transformaciones sociales. Aquellas generaciones que van a disputarle el auditorio a los medios masivos de comunicación, y que reivindicarán la comunicación como una forma de emancipación, autonomía, autoestima y lucha por el derecho que tienen las comunidades a construir su propuesta de vida.

En estos 15 años construimos con otros y otras, porque la comunicación popular no puede estar separada de la vida en comunidad. Por ejemplo, nos juntamos con la barriada en Medellín, y, junto a la Red Juvenil y la Corporación La Aldaba, le dimos vida a una hermosa escuela de formación popular en la que trabajamos áreas como la economía política, arte y resistencia, y comunicación popular. De allí surgieron verdaderos líderes y lideresas que en la actualidad hacen parte de los procesos sociales. También con ellos y ellas recorrimos el Oriente antioqueño, y junto a la Corporación Jurídica Libertad, la Asociación Campesina de Antioquia, la Red Feminista y Antimilitarista, Asoproa, Sintraisa, Sintraisagen, y decenas de jóvenes de diferentes municipios, ayudamos a las comunidades desplazadas de esa región azotada por el paramilitarismo y productora del 30% de energía que consume el país, a reactivar su lucha en contra las altas tarifas de energía y la precariedad de los servicios públicos. Decenas de artículos, crónicas, actividades y movilizaciones generaron nueva vida, dinámica y empoderamiento de esas comunidades con las que emprendimos la defensa de los ríos, creamos el Festival del Agua, y fundamos el Movete, organización que hoy lidera la defensa del territorio en el Oriente antioqueño.

Periferia ayudó a parir nuevos procesos de comunicación popular en el Oriente y el Nororiente colombiano. Estuvimos presentes en la creación de muchos colectivos de comunicación en diversos territorios del país, porque eso que pasa en las regiones es la realidad ignorada por el centro de poder político y económico. También trabajamos arduamente en la incipiente y luego poderosa organización popular que en 2007, de la mano del movimiento indígena, campesino y afro, se apoderó de campos y ciudades con la Minga Social y Comunitaria. Esta iniciativa le dio paso luego al Congreso de los Pueblos y la Marcha Patriótica. Años después a la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y popular, y a los paros agrarios de los años 2013, 2014 y 2016. Allí siempre estuvo Periferia, no solo haciendo registro, sino viviendo las luchas y reportando desde adentro.

También estuvimos presentes en la construcción de la Cumbre Agraria Antioquia en compañía de Ríos Vivos, Agrodescendientes, Marcha Patriótica, el Cinturón Occidental Ambiental, y el Congreso de los Pueblos. A raíz de esa juntanza desarrollamos trabajo campesino y urbano en muchos municipios de Antioquia. Nos movilizamos masivamente y obtuvimos importantes logros para las comunidades a través de la lucha y la negociación con la gobernación de ese departamento.

Periferia es un proceso dentro de las luchas sociales que para sobrevivir ha mantenido su coherencia. La autogestión es el corazón financiero de nuestra apuesta. La creación de un Taller de Artes Gráficas nos permitió no solo imprimir nuestro propio periódico, sino el de otros procesos. Además, impulsamos una propuesta editorial que hoy tiene como resultado la publicación de más de 45 obras de carácter político, educativo y literario, que han producido las organizaciones hermanas que siempre nos han acompañado en estos 15 años.

Hoy las razones que inspiraron la creación de Periferia y la existencia de la comunicación popular, están más vivas y vigentes que nunca. Las guerras de cuarta y quinta generación que libra el capital contra la humanidad, pretenden monopolizar no solo nuestras emociones sino nuestra racionalidad; además de convertirnos en esclavos que siguen las órdenes de los emporios económicos trasnacionales y repiten sus consignas de muerte. El ecosistema mediático y comunicativo exige de la sociedad, las comunidades, sus liderazgos y sus procesos, un compromiso mayor para enfrentar una guerra ideológica en la que se disputan las conciencias y los corazones de una humanidad hecha para el amor, la convivencia, lo comunitario, y la justicia social y ambiental.

La historia no es otra cosa que una batalla por el relato, una batalla entre la verdad y la mentira. Cumplimos 15 años multiplicando las voces y los relatos que necesita silenciar el capital. Seguiremos, por muchos años más, haciendo lo único que sabemos hacer: haciendo y escribiendo la historia desde la periferia.

Share this article

Acerca del Autor

Periferia

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.