Debajo de la mesa

Por José Daniel Palacios Restrepo y Ruido

En marzo nos hicimos todas las preguntas. Si sería posible que pasara aquí, si sería igual de horrible. Nos preguntamos si de pronto tendríamos con qué responder: si había plata, si había gente, si había gobierno. En un abrir y cerrar de ojos empezamos a deshabitar la calle. Primero los estudiantes, de mil en mil.

 Yenifer en el Parque del Periodista, lugar de interés de Medellín

Antes de que el presidente Iván Duque declarara el 24 de marzo la cuarentena obligatoria en todo el territorio nacional, ya existían las proyecciones epidemiológicas, los casos dramáticos de ciudadanos varados al otro lado del mundo, los testimonios de quienes perderían su empleo, y la inminente crisis económica.

Desinfección al monumento ubicado en el Parque del Periodista

Un mes después, Yenifer hace parte de la empresa contratista de Emvarias encargada de cubrir los espacios públicos con una solución de Amoníaco cuaternario y agua, asegurándose de limpiar los lugares que antes soportaban un millón de personas al día; y que esa noche solo recibieron a Yenifer, Daniel, don Luis y Oscar, para llenar todos los rincones con una mezcla que mata al virus en el mobiliario urbano y en los habitantes de calle que lo pedían.

Retrato de Yenifer mientras desinfecta las escaleras de la estación Parque Berrío del metro

En la noche, cuando se apaga la poca actividad de la ciudad, se reanudan los oficios de desinfección. Nunca antes había sido tan importante limpiar los lugares donde duermen los que a muy pocos importan.

Yenifer y su equipo no tienen un horario establecido, la desinfección de cada lugar de la ciudad puede tardar dos horas o más 

Mientras otros están en su casa, obedeciendo las nuevas normas instauradas a partir de los decretos presidenciales, hay quienes no tienen más opción que ponerse la pijama antifluido e ir al hospital, a la ambulancia, a la emergencia, a la jornada de desinfección.

Al fondo el Museo de Antioquia, mientras Yenifer desinfecta las obras de Fernando Botero y la Plaza Botero completamente vacía

La contingencia de salud pública que ha dejado el nuevo coronavirus, en gran parte del mundo es desigual. Mientras algunos países entierran a sus muertos por haber tomado tarde las medidas, otros enfrentan la pandemia con la certeza de que la situación develará la miseria en la que gran parte de sus pueblos sobreviven: la ineficacia de la burocracia, los pañuelos rojos, las investigaciones sobre desviaciones de fondos. El coronavirus en Colombia y en Medellín empieza a demostrar todos los temas que se hablan por debajo de la mesa, con silencio, hasta que el hambre grita.

Al finalizar la jornada de trabajo, a Yenifer también la desinfectan para evitar el contagio y la propagación del virus.

 

 

Share this article

Acerca del Autor

Periferia

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.