Un paso decisivo para la materialización del Derecho Humano a la Alimentación y Nutrición Adecuadas

Por Andrea Rodríguez, coordinadora Línea de incidencia FIAN Colombia, y Hernando Salcedo Fidalgo, coordinador Línea de Nutrición FIAN Colombia.

Hoy el Plan Docenal de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Antioquia (PDSAN) es una realidad, fue aprobado por la Asamblea Departamental el 12 de marzo de 2020, y se encuentra listo para la firma del actual gobernador Aníbal Gaviria. Este hecho ocurre en los albores de los cambios que implicará, especialmente en materia alimentaria, la experiencia de la pandemia por el covid-19. Este ejercicio requerirá de nuevas maneras de abordar el ciclo alimentario para construir las posibilidades que nos conduzcan a sistemas alimentarios reales y sostenibles.

Estructura del PDSAN de Antioquia y avances pioneros

En un reciente articulo[1], debatimos el lugar desafortunado del nutricionismo en la defensa del Derecho Humano a la Alimentación y Nutrición Adecuadas (DHANA), y la importancia de lograr nuevas miradas que conduzcan a proponer perfiles nutricionales autónomos, locales y apropiados a las condiciones de sostenibilidad y de acceso adecuado a alimentos reales y naturales. En el contenido del PDSAN del departamento de Antioquia descubrimos una propuesta que recoge el trabajo colectivo de la gerencia Maná, los aportes de la sociedad civil, los aportes de un amplio proceso regional de participación comunitaria con enfoque diferencial, y los resultados del trabajo de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Antioquia, de cara a caracterizar un perfil nutricional para el departamento.

El Plan Docenal de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Antioquia se erige como un ejercicio democrático y participativo en los siguientes doce años, que tiene como eje la realización del Derecho Humano a la Alimentación y Nutrición Adecuadas. Entre sus pilares está una nueva conceptualización de lo que tradicionalmente se ha concebido como “entornos”, para reformular la política publica hacia la intervención de los “ambientes”, enmarcados en el ciclo vital humano y con un enfoque diferencial que incorpora diferencias étnicas y de género.

La categorización de ambientes es una ventaja conceptual clara en temas como los planes de alimentación escolar, en donde la noción ambiental incorpora en forma sistémica los diversos componentes del acceso a alimentos reales y naturales producidos en forma sostenible, y a programas escolares que permitan entender lo alimentario como un componente del proceso educativo integral. Las huertas escolares serán seguramente un modelo de impacto de esta propuesta en términos de auto sostenibilidad y soberanía de los propios programas escolares de alimentación, saliendo por fin del destino caritativo y de la adhesión escolar como propósitos desviados de su misión.

Entre las apuestas más relevantes del PDSAN de Antioquia, podemos resaltar la recuperación de la agricultura familiar, campesina y comunitaria a través de la agroecología, entendida esta última como verdadera innovación tecnológica del campesinado; la implementación y estímulo de circuitos cortos y locales de distribución, el comercio justo y equitativo de los alimentos reales y naturales; la consideración sistémica de otros ambientes de interacción social como son los ambientes del trabajo, del transporte y de los comercios en donde es necesario regular la publicidad y disponibilidad de productos comestibles ultraprocesados, sobre todo cuando está dirigida contra niñas, niños y adolescentes; la garantía del acceso a alimentos reales en todos los momentos del ciclo vital, incluyendo la gestación y el periodo perinatal, con el apoyo a la lactancia materna; promover las formas de gobernanza derivadas de la soberanía alimentaria para la garantía y pleno ejercicio del DHANA.

Convergencias con el proyecto de ley para la garantía progresiva del DHANA en Colombia

El PDSAN de Antioquia se descubre como una propuesta convergente con algunos de los elementos que están plasmados en el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC en el año 2016, el cual abordó también el tema alimentario en varias de sus dimensiones, y uno de los asuntos que estableció fue la necesidad de poner en marcha un Sistema Especial Progresivo de Garantía del Derecho Humano a la Alimentación, el cual aun está en mora de ser efectivamente implementado por el gobierno nacional y frente al cual Fian[2] Colombia ha venido construyendo una propuesta que se espera pueda ser tramitada prontamente en el Congreso de la República, para hacer realidad este compromiso pactado en La Habana.

Entre  los puntos de convergencia podemos resaltar los siguientes: su enfoque territorial en términos de la defensa de los derechos de los campesinos y de soberanía alimentaria, su enfoque participativo y comunitario, su enfoque diferencial con énfasis en la perspectiva de género, el componente de desarrollo sostenible, y un eje de descentralización que implica el reconocimiento a la diversidad y heterogeneidad de las regiones y territorios locales.

Ante el optimismo que genera la aprobación del PDSAN del departamento para los próximos doce años, es imprescindible anotar que la aplicabilidad del plan, acorde con los principios que hemos resaltado, se encuentra en manos del nuevo gobierno departamental. Es así como proponemos desde ahora, acompañar el proceso de implementación manteniendo su esencial defensa del DHANA y de la soberanía alimentaria, y las participantes que estuvieron en el proceso de formulación.

En tiempos de reflexión sobre la necesidad de recuperar la capacidad de restitución alimentaria en forma sostenible y respetuosa de la biodiversidad y de los ecosistemas, es indispensable defender la materialización plena del DHANA, como eje articulador entre los pueblos y los proyectos de Estado que queremos construir para lograr un mundo mejor y  un planeta sano.

 

[1] Ver:  H. Salcedo Fidalgo & J.C. Morales, “Nutritional assessment methodologies: challenges and opportunities for the full realization of the Right to Food and Nutrition”, En: Frontiers in Nutrition, 05 de abril de 2019. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6461053/

[2] Fian Colombia es una organización no gubernamental que trabaja por el derecho humano a la alimentación y nutrición adecuadas, hace parte de Fian Internacional.

 

 

Share this article

Acerca del Autor

Periferia

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.