Editorial 168: Soy Primera Línea porque…

Testimonio Primera línea Puerto Resistencia, Cali

Puerto Resistencia sigue firme hasta la fecha –cuando se imprimió este periódico–, ya que queremos que nuestros derechos sean reales; que no pasen por nuestros derechos y por nuestra humanidad. Porque tenemos un estado que lo único que hace es masacrar jóvenes, y personas que están en contra de que se compartan solamente sus riquezas entre ellos. Llevamos más de 20 días y estaremos los que toquen, porque tenemos el apoyo de la comunidad, que nos ha estado brindando alimentación, sus casas para que nos duchemos, para que descansemos. Esto es articulado con toda la población civil que ya está cansada de una oligarquía que lo único que hace es llenar sus bolsillos y no pensar en los demás.

Yo creo que ya es la hora del cambio. Si en este momento nuestro país y nuestra nación no cambian, vamos a estar en una grave crisis humanitaria, porque la persecución del Estado va a ser pesada. A nosotros los jóvenes –de Primera Línea– ya nos da miedo ir a nuestras casas, por miedo a lo que le pase a nuestras esposas e hijos, porque sabemos que estamos peleando contra una oligarquía, y estamos peleando contra su poder. No tenemos armas, no tenemos dinero, mansiones, no tenemos carros; pero tenemos corazón, la humildad, la grandeza y las ganas de salir adelante y ser grandes personas.

La opresión siempre ha estado ahí. Siempre ha estado la Sijín, el ESMAD, la Policía, carros con civiles, sin placas, disparándonos. Las últimas noches se han vuelto pesadas porque cualquier cosita nos atemoriza. Estamos en un terror psicológico. El mismo Estado está provocando esto, porque evade todo lo que está pensando con la clase media y la clase baja, que somos los que nos levantamos todos los días para ir a una empresa a producir, a generarle miles de millones a una multinacional, mientras que lo único que el pueblo está recibiendo es más pobreza e inequidad.

Yo soy un pelado campesino, vengo del eje cafetero. He vivido una vida difícil, nunca quise ser un trabajador del campo. No he estudiado en un colegio, en una universidad, tampoco he validado mi bachillerato. Aquí hay jóvenes que hemos sufrido la guerra, que hemos sufrido el maltrato, y el descuido del Estado. Nunca hemos tenido algo de cuenta del Estado, nunca hemos sido partícipes de algo del Estado. Siempre se quedan con la plática unos cuantos, y nosotros los pobres, las personas que necesitamos prosperar, tener un estudio o algo, no lo podemos lograr. Queremos que seamos escuchados nacional e internacionalmente. Seguimos aquí en firme por la libertad de nuestro país, o nos matan o nos liberan. Necesitamos un país mejor, este es el momento, no hay otro momento. Hemos tenido miles de manifestaciones pero no hemos logrado lo que hemos logrado hasta hoy. Esto es histórico en la vida de Colombia.

Aquí estamos cansados. No estamos pidiendo que nos regale nada. Estamos diciendo que la oligarquía deje de generar tantos recursos para ellos y que compartan algo con el pueblo. El pueblo necesita esos recursos; porque si vamos al puerto de Buenaventura, es increíble que un puerto que genera más de 80 billones al año, veas las casas paradas en palos de madera. Ya nos cansamos de eso y no necesito estudiar para aprender de mi país, porque veo todo lo que sucede cada día con los campesinos, las mujeres, los niños, los camioneros, con el que le quieren invadir su finca. Nos cansamos de pensar que el gobierno y los congresistas mandan. Los que mandan son el pueblo.

Y cuando un pueblo se une, nunca será derrotado. Es el momento de que Colombia cambie. Queremos ser una nación grande; que vayamos a otro país y digan yo quiero ir a Colombia porque en Colombia hay paz, hay seguridad y democracia, una democracia real, no una democracia que sale por la televisión diciendo lo que ellos quieren, y al pueblo lo están reprimiendo con balas de fuego, con armas, cuando nosotros las únicas armas que tenemos son piedras, y el amor de salir adelante.

 

Share this article

Acerca del Autor

Super User

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.