¿Quién nos cuida de la fuerza pública?

“¡Déjela pasar y hágale lo que quiera!”, dijo un agente del Esmad a uno de sus compañeros que retenía a un grupo de mujeres manifestantes el 2 de mayo en Acacias, Meta. “Me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma”, fueron las últimas palabras que escribió una joven en Popayán después de haber sido abusada sexualmente por miembros de la policía, hecho que la llevó a quitarse la vida. “Me tocó en presencia de todos sus compañeros, incluida una mujer”, contó una víctima de violencia sexual por parte del Esmad la noche del 30 de abril en Cali.

A 27 días de lucha social del paro nacional, la ONG Temblores registró que han sido denunciados 21 casos de violencia sexual y 6 de violencia basada en género. A estas denuncias que han sido silenciadas y negadas, se suma la de un grupo de mujeres que el pasado 3 de mayo vivieron una noche de terror en lo que se ha denominado “la larga noche de los cañaduzales” en Palmira, Valle del Cauca. Esa noche cerca de Cali, entre los cultivos de caña, miembros del Escuadrón iban abusar sexualmente de un grupo de mujeres. “Nos iban a violar. Nos metieron la pistola en la boca y nos amenazaron”. “Nos tocaron por todos lados y nos decían: Las vamos a matar, zorras, y nos metieron al lado del cañaduzal”, el reportaje fue realizado por Mutante y La Liga Contra El Silencio. Durante la jornada, el Comité de Derechos Humanos de este municipio registró 48 personas heridas y 10 denuncias de violencia de género.

La fuerza pública se ensaña con las mujeres
La represión que viven los manifestantes durante las jornadas de protesta del paro nacional ha sido inmensurable. En las distintas ciudades del país, jóvenes y madres de la primera línea y brigadistas, se han organizado para defender y garantizar la integridad de los protestantes. Es importante aclarar que todos y todas estamos expuestos a las agresiones por parte de miembros de la Fuerza Pública. Sin embargo, en un escenario de protesta, las mujeres estamos doblemente expuestas, ya que miembros de la policía han ejercido sistemáticamente violencia en los cuerpos de las mujeres como si se tratara de un botín de guerra.

La organización feminista Las Rudas Libertarias identificó que en el marco del paro nacional, las mujeres estamos expuestas a agresiones físicas, verbales o gestuales con connotación sexual; comentarios o alusiones sobre el cuerpo o la forma de vestir, registro audiovisual no consentido, actos de exhibicionismo o desnudez, obligar a realizar actos denigrantes, tocamientos indebidos, roces corporales, frotamientos; requisas invasivas por personas de género distinto o en su presencia y sugestión de solucionar un problema a cambio de favores sexuales, estas violencias ejercidas en su mayoría por miembros de la Fuerza Pública.

Unidades de Abuso Inmediato
Uno de los lamentables hechos que conmocionó a todo el país fue el suicidio de una joven de 17 años luego de ser presuntamente abusada sexualmente por miembros de la policía. Este caso evidenció el miedo y la connotación que trae para las manifestantes, enfrentarse con las fuerzas estatales en un escenario tan vulnerable como son las calles durante el paro nacional. El 13 de mayo se conoció que cuatro policías habían ejercido violencia sexual hacia la menor en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) en Popayán. Cabe destacar que la joven era hija de un miembro de la Policía Nacional, que días después del lamentable suceso, manifestó que se debía mantener la prudencia y que afirmó que “Puede ser un compañero, pero si la embarró que responda”. Además, el brigadier general Ricardo Augusto Alarcón, comandante de la Región de Policía 4, calificó la denuncia como “falsa, vil y ruin”, aunque los uniformados implicados fueran retirados del cargo, este suceso despertó la indignación de muchos ciudadanas y ciudadanos y en varias estaciones de policía se hicieron manifestaciones en protesta al hecho ocurrido.

Respuesta feminista
Para Daniela Oliveros, integrante de Las Rudas Libertarias, las violencias que se dan en el marco de las movilizaciones son sexuales y políticas. “Se dan en un contexto de represión a las movilizaciones sociales. Vemos que la violación llega a ser una forma de acción de poder, un acto de dominación sobre el cuerpo de otra persona más que con fines sexuales. Es por esto que decimos que nuestros cuerpos no son botines de guerra”. Dicha organización realizó una convocatoria de acción feminista para brindar acompañamiento psicosocial y jurídico a las mujeres víctimas de violencia basada en género en el marco del paro nacional. Paula Porras, profesional del área de salud, atendió el llamado de la organización, ya que no podía dejar pasar desapercibida las violencias y los actores que la han ejercido y perpetuado históricamente.

“Profesionales de la salud y el área jurídica nos unimos para planear estrategias que ayudaran a aliviar y proteger a la población. Hemos lanzado un vídeo que enseñaba al público en general a dar auxilios sicológicos, también presentamos una guía de autoprotección y cuidado personal, todo esto con el fin de causar un impacto y cuidarnos entre todas”, expresó. “Espero que este movimiento que se está formando en estos momentos, continúe con todo su impulso porque la unión y la necesidad de cuidarnos ha sido muy bonito poderlo presenciar”, agregó. Si eres víctima de violencia de género en el marco del paro nacional, puedes recibir atención gratuita.

 

Para acompañamiento psicosocial las líneas de atención son 322 532 4988 y 318 461 8173, acompañamiento jurídico 319 752 6129 o al correo This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. y recepción de denuncias públicas al correo This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Share this article

Acerca del Autor

Camilo Gómez

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.