Las travesías de quienes persisten en la prensa alternativa

Los periódicos alternativos o comunitarios con enfoque popular desempeñan un papel muy importante en la organicidad de los procesos y movimientos sociales. No es solo enterar a la población de a pie de lo que acontece en su alrededor. Nacidos al calor de las luchas en los territorios de nuestra america, estos tienen diversidad de propósitos, por ejemplo “decirlo todo”, como diría Octavio Paz; quien planteó que el boom de la literatura latinoamericana logró ir “venciendo la cultura del silenciamiento”, planteada por Freire y sus discipulos.

La prensa independiente y alternativa con perspectiva popular es un escenario consolidado en la construcción de diálogos intersubjetivos, inter-generacionales e inter-organizativos, posibilitando comunicarnos, colectivizar la opinión, construir conciencia y propiciar mejores niveles de participación o democracia directa.

Las personas que acceden a estos medios, saben que más que juicios político-partidistas, pueden encontrar información comprometida con las causas y problemáticas de la comunidad, diferente a lo que puede venderles la prensa comercial desde el periodismo “neutro” o “apolítico”, que conscientemente engaña a la población y emite unilateralmente cual debe ser el único pensar posible como ejercicio de poder. La prensa en general asume un rol de militancia política. Lo perverso, es hacerlo sin informar de sus ideas políticas a sus audiencias. Hoy ese tipo de periodismo se deslegitima al igual que el establecimiento que defiende.

Los espacios físicos de los medios de prensa independiente, alternativa y popular son difíciles de mantener por su financiamiento, pero persiste la voluntad política de mantenerse a contra corriente y la vocación revolucionaria de insistir en los cambios sociales. De resistir en aras de que la población conozca y construya conciencia para beneficio colectivo.
En el nacimiento y posterior desarrollo de las teorías críticas al capitalismo, que han aportado a la proyección de un mundo que lucha, es clave resaltar el papel de las publicaciones del pensamiento editorial transformador. Tanto periódicos como revistas eran los escenarios habituados para el posicionamiento y la circulación del pensamiento emancipador. Su función sigue siendo la contribución analítica y propositiva.

La praxis política desde la pluma. El caso Marx
Para pensadores como Carl Marx, la prensa de contracorriente fue esencial durante sus primeros veinte años de producción intelectual, pues periódicos y revistas eran el espacio ideal para hacer vocería de ese naciente hito de pensamiento proletario. Políticamente hablando, sus primeras acciones politicas tienen que ver con la escritura. El Marx reportero, dicen sus biógrafos, inicia en 1841 con un par de artículos en las revistas del académico Arnold Ruge.

En el año 1842 se funda un periódico llamado la “Gaceta Renana”, que divulgaba las tendencias progresistas conocidas en ese momento en la región alemana. Allí convivían periodistas liberales junto a colectivos rebeldes como los “Libres de Bauer”, una pandilla de discípulos hegelianos de tendencias irreverentes. Marx entró a la redacción de dicho medio con la misión de sostener el carácter de diario opositor, allí logró concentrarse en una agenda reformista liberal, defendió la prensa libre, y generó polémicas con diarios de intención oficialista o privada.

Marx inició su participación en medios franco alemanes, los Deustsche-französische Jahrbücher, en 1843. En sus paginas combinó textos de actualidad con ensayos de filosofía política. Los anuarios editaron su primer número con artículos de Engels, Bakunin y Heine. Marx publicó allí “Introducción a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel” y “La cuestión judía”.

Para 1845, Marx logró escribir un par de artículos para Vorwärts, un periódico radical parisino. En Bélgica publicó algunos artículos en la Gaceta Alemana de Bruselas. Junto a Engels, se dedicó a contactarse con grupos de obreros o intelectuales de Alemania, Francia e Inglaterra, hasta formar la liga comunista. Luego publicó el Manifiesto Comunista en febrero de 1848.

Ese mismo año la Gaceta Renana evolucionó a “la Nueva Gaceta”. Fue pensado como un órgano que reunía diversos colores del progresismo europeo. El periódico circuló y mantuvo una línea demócrata y transversal, atentos a la cuestión social, solidario con todas las revoluciones europeas. El giro editorial del periódico no logró la revolución pero denunció la realidad adversa. En el nuevo medio Marx analizó los conflictos europeos en clave de lucha de clases y publicó la serie de artículos que conocemos como “Trabajo asalariado y capital”.

En Londres escribió artículos de actualidad para diversos diarios del mundo. Después de haber quebrado con cuatro periódicos, entre 1851 y 1852, escribió la crónica que conocemos como “El 18 de brumario de Luis Bonaparte”, publicada en el Die Revolution, el diario de los exiliados alemanes en Nueva York.

Con su pluma comprometida en la lucha, Marx, con el apoyo de Engels, publicó más de 500 artículos. Su vocación fue advertir y anunciar el tramite de las crisis económicas del capital, a partir de las turbias maniobras financieras que derivan en abusos y violencia explotadora de corte colonial e imperial. La compilación de los artículos sobre las transformaciones revolucionarias y progresistas de toda Europa, le aportaron al propio autor los elementos fundamentales para “la crítica de la economía política”, que sería el primer boceto de lo que hoy conocemos como “El Capital”

La prensa independiente y alternativa bebe de la pluma comprometida que va más allá del panfleto para la propagación ideológica. La gestión del contenido político trasciende el afán militante, o el interés de ser solo un repositorio de información. Desde la perspectiva de lo popular, la prensa se vuelve un medio formativo de leer problemicamente el mundo y construir los elementos para pensar alternativas.

Las personas que se dedican a la comunicación popular, saben que sin restarle rigor, se puede dar voz a las comunidades para que manifiesten “su propia palabra”, como diría Freire. Asunto que no logra un periódico comercial, pues termina editando la voz del ciudadano de a pie, sin informarle los intereses políticos y económicos que están en el transfondo.

Share this article

Lo último de Edison Villa Holguín

Acerca del Autor

Edison Villa Holguín

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.