×

Warning

JUser: :_load: Unable to load user with ID: 62

Primer festival de Expresiones Rurales y Urbanas

El Primer Festival de Expresiones Rurales y Urbanas, que se realizó en el tradicional barrio La Joya de la ciudad de Bucaramanga los días 1, 2 y 3 de octubre de 2010, fue ante todo una celebración a la diversidad cultural y a la biodiversidad de nuestro país. Fue un homenaje a nuestras veredas y barrios, desde un espacio vital de encuentro y de diálogo que profundice el rescate de la memoria y de las identidades colectivas, en el cual podamos facilitar la articulación y el reconocimiento mutuo entre poblaciones rurales y urbanas.


La educación formal y los medios de comunicación masiva no incluyen a los pobladores rurales ni a gran parte de los habitantes urbanos como creadores de cultura del país. Por el contrario, se pretende que las comunidades rurales y urbanas pierdan sus raíces o sean “asimiladas” en grandes concentraciones de áreas devastadas con base en modelos de consumo globalizados. De esta manera, la identidad de las culturas campesinas y urbanas se van perdiendo, al tiempo que el conocimiento tradicional sobre el territorio, las prácticas ancestrales y la sabiduría de un mejor vivir se relegan en la contemporaneidad, tendiendo hacia el olvido de otras formas de ser y estar en el mundo.

De esta manera, el festival revindicó un proceso de educación y de sensibilización sobre los temas que constituyen nuestra razón de existir: nuestros paisajes, nuestra comida y agua, los páramos, bosques y ciénagas, la economía campesina y barrial que se encuentra en los mercados locales, las iniciativas de resistencia y bienvivir que están promoviendo grupos de jóvenes, mujeres, docentes, comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas. Todo ello para demostrar por qué estamos protegiendo nuestro patrimonio ambiental y cultural.

Los tres días fueron de fiesta y de reflexión. La fiesta con espíritu alegre para participar del arte, la música, la pintura, la danza, el teatro, y el compartir con amigos y amigas; de reflexión para dimensionar todas aquellas amenazas que se vienen a nuestras vidas y territorios como los impactos de los grandes proyectos mineros y agroindustriales, que pretenden contaminar nuestras aguas y ahondar en la crisis climática y alimentaria. De igual manera, los modelos de consumo que no valoran lo autóctono y lo local.

El evento se estructuró en cuatro grandes ejes de trabajo:

Artístico - Cultural: Con diferentes expresiones culturales producidas por personas y comunidades relacionadas con el diálogo campo - ciudad, también un Encuentro Infantil y Juvenil por el Arte y la Ecología.

Hábitat Sostenible: Un espacio para compartir saberes y experiencias en torno a formas de habitar el territorio de manera más armónica, con experiencias en Construcción en Tierra, Manejo de Energías Alternativas, Construcción en Guadúa e iniciativas de Agricultura Urbana.

Patrimonio Ambiental y Cultural: Iniciativas de comunidades locales interesadas en la preservación del territorio y del agua como elementos esenciales de la vida. Se generó una reflexión compartida sobre temáticas como la crisis climática, la defensa de la biodiversidad, la creación de reservas campesinas y comunitarias y el rescate de semillas.

Soberanía Alimentaria y Mercados Locales: Espacio para el encuentro y difusión de prácticas de producción agroecológica e intercambio de experiencias rurales y urbanas en torno a la seguridad, autonomía y soberanía alimentaria desde una perspectiva regional.

Un mercado campesino y popular, un encuentro regional de semillas, y un gran concierto “Tierra, Salsa de la Vida”, con la participación de importantes figuras de la música colombiana como la cantautora Martina Camargo, Velandia y La Tigra, Ignorantes, grupos campesinos e indígenas, y un trío internacional: Proyecto Mezcla de Holanda, cerraron este festival en defensa de la vida.

Pero yendo más allá, el Festival revitaliza la relación campo-ciudad en un contexto regional, también colombiano y global, donde habitantes urbanos y rurales estamos dispuestos a no ser parte de un desarraigo de masas, y a valorar nuestras propuestas y  acciones, desde lo más sencillo a nivel cotidiano, hasta iniciativas que deben vincular a todas y todos los colombianos. El Festival le habla y escucha al país y al mundo: a los desempleados que ya son cada vez más, a los mal llamados informales, a las madres comunitarias, a los jóvenes, a los niños y niñas, en fin a todos aquellos que somos parte “del común y corriente”, que somos la mayoría.

Modificado por última vez el 16/06/2012

Share this article

Acerca del Autor

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.