Bello avanza… hacia más pobreza

El municipio de Bello -al norte de la capital antioqueña-, aún continúa con el monopolio de la familia Suárez Mira en la alcaldía. Empezó el año con un desfalco de 183 mil millones y su presupuesto será para este año de 220 mil millones (Periódico El Colombiano. Situación fiscal de Bello es calamitosa. 7 de enero de 2012). Gran parte del saneamiento fiscal lo van a cobrar en la “actualización catastral”, base para grabar el impuesto predial y “una de las gotas amargas del municipio”, tal y como lo dice un habitante del municipio.

El sentir de uno de tantos habitantes desempleados, que vive del rebusque y la economía informal, a "una persona honesta, con el mínimo, destinarlo para comida, salud, servicios, no queda para nada. Ahora ¿Para pagar hasta 100 mil más de impuestos?". Lo que la gente del común se pregunta es: si el municipio recibe recursos del sistema general de participación -supuestamente destinados a agua, saneamiento, educación y salud-, del impuesto predial, de rodamiento, de industria y comercio, de regalías por concepto de hidroeléctricas, transporte de hidrocarburos, manejo de residuos sólidos, ¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué pagar lo que otros robaron? ¿Pagaríamos si otra casta política hubiera asumido el poder?

Irregularidades en los procesos de actualización catastral

El Concejo de Bello está conformado por 17 integrantes de los partidos Conservador, Liberal, MIO, PIN y la U, y 2 del partido Verde en oposición. Así las cosas, el avalúo catastral y la entrega de facultades al alcalde para aplicarlo -gradualmente hasta que aumente más de 150%-, tal como muchos acuerdos del Concejo Municipal, quedan aprobados democráticamente de esta manera: 17-2. Y se hace el reavalúo con el pretexto de “cumplir” los artículos 5º de la ley 14/83 y 24 de la ley 1450/11, los cuales obligan a tener al día el inventario y actualización del valor catastral de los bienes inmuebles, y aumentarlo cada 5 años.

Ahora la oficina de Catastro Departamental lo ordena en la resolución 1861/11. Bello es el 4to municipio de la sub-región Valle de Aburrá en realizarlo, y aún faltan 30 en el departamento de Antioquia con más de 10 años sin hacerlo; Bello llevaba ya 15 años sin actualizar. Al respecto muchos bellanitas opinan que “los errores de ellos no tenemos por qué pagarlos nosotros”. Además, “es mentira que el impuesto predial no ha aumentado hace 15 años, pues hace 20 el avalúo de mi casa era de 8 millones. Revisando facturas viejas, me doy cuenta que ya es de 10 millones. O sea  que ha subido disimuladamente”, según expresa Miriam, quien invita “a juntar una voz de aliento en cada barrio”.

Saltan a la vista más irregularidades, como, por ejemplo, que no se ha dado el debate para rebajar los milajes (cobro del porcentaje por 1.000 del avalúo catastral, en este proceso es de 14,5 por mil). Además, se están entregando las facturas por parcheos (dispersamente y donde aumenta menos del 100%). Según el alcalde, 40% de predios no pagan impuestos y violan así la ley. Pero tampoco lo pagan (y de eso no dice nada el alcalde) algunas empresas, inversionistas y monopolios del gran capital -por ejemplo, no se hizo reavalúo en el sector rural y Tierra Adentro, donde se ubican las propiedades de gran parte de los gamonales de Bello y Antioquia, terratenientes, empresarios de construcción, a quienes se les hace exenciones tributarias.

En el programa de gobierno “Bello Ciudad Competitiva y Educada” -y su lema de campaña “Bello avanza”-, Carlos Muñoz prometió no aplicar el reavalúo. Hoy anuncia incentivos por el pago oportuno, derrocha publicidad de “posibilidades de inversión, empleo” y desarrollo, arrancando con 2 mega-colegios, el Parque de Artes y Oficios, subsidios de educación superior, y se plantea un Plan Maestro de Movilidad (metroplús o tranvía), la intervención de la plaza de mercado, un complejo comercial importante, la nueva sede administrativa, una zona hotelera y un centro de convenciones donde hoy están los talleres de ferrocarril. Todo esto pretende ser financiado con el impuesto predial.

Ubicación Geoestratégica

A unas cuadras del mega-éxito de Niquía, mega-tiendas de insumos agrícolas, mega-centros comerciales, mega-construcciones en altura, está el barrio Panamericano I. Doña Nury, de la Junta de Acción Comunal de este barrio, narra con inquietud cómo el anterior alcalde les dijo: “aquí no vive el que quiera si no el que pueda”. Apunta hoy doña Nury: “este es un barrio donde hemos jugado y trabajado juntos, este barrio me duele, la gente raizal de aquí se está yendo. Lotes que ya no se consiguen, los vendemos bien baratos y llegan personas -e inmobiliarias- a hacer torres de apartamentos de 20 pisos”. Es que uno de los cambios más importantes en el reavalúo es la clasificación de acuerdo a zonas geo-económicas o a megaproyectos. Teniendo en cuenta el veloz levantamiento de centros comerciales, parques, iglesias, colegios, entre otros factores que valorizan el sector, el incremento de tarifas para el predial es cada vez más acelerado.

En Cabañas, al otro costado del municipio, alega uno de sus habitantes: “los que administran tienen hasta 5 casas, y no les importa porque van a valer más. Yo no tengo casa para venderla si no para habitarla, y al ponerse caro el terreno, me toca salir de este barrio donde vivieron mis ancestros familiares”.

No pagar, Si quemar el abusivo aumento del impuesto predial

Desde algunos Colectivos en Defensa de los Derechos y la Dignidad del Pueblo Bellanita alientan a la unión en cada comuna por el no cobro de altas tarifas y a seguir el ejemplo del año pasado en Itagüí, donde, ante incrementos del 100% y 700% en el predial, se respondió con un paro cívico municipal. En Bello se intentó imponer un aumento predial en el 2005. Incluso data de aquel abril un “manifiesto bellanita” en contra.

Por su parte, en la memoria de Edgar A. están presentes los acontecimientos de hace pocos años en Pachelly y otro de los barrios enclavados en el piedemonte occidental del cerro Quitasol, donde se unieron vecinos y Juntas de Acción Comunal con el objetivo de revertir la reestratificación que en esta zona, que era de estrato 2, y se había montado a 3 y 4. Actividades como la quema de facturas predial sirvieron, por ejemplo, “para que no nos clavaran”, la valorización con la construcción de la vía u obra 808, hoy obra 2000, que va desde el Hospital Marco Fidel Suárez, en Niquía, hasta cerca del Parque de Bello.

En los albores de la actual situación, el 25 de febrero, jóvenes artistas sociales y populares realizaron un carnaval por algunos barrios, alertando que “la plata sí llegó”. Otros sectores organizados hicieron plantones en las 3 estaciones del metro que se encuentran en este municipio: a inicios de marzo, en la estación Niquía, -con más de 80 personas-; en la estación Bello, el jueves 22 de marzo, se juntaron más del centenar alrededor de un cantautor y su guitarra tronando delante de la fila para el metro SIT, y de quienes atentos oían rimas como esta: "una vara muy delgada, sola puede quebrarse, pero si juntamos varias, son difícil de doblar, si se une el obrero, el campesino, el pescador todos los trabajadores…". Allí una señora se imaginaba “cómo sería si este incremento fuera invertido en salud” y no en “los desfalcos”. Muchos a los que ya les llegó factura y vieron que no era un rumor, salieron a retomar las calles alrededor del parque en una marcha el 19 de abril, y luego más de 5mil, el 4 de mayo. Entre todos exigen el no cobro del predial por encima del reajuste del salario mínimo, el aplazamiento del cobro o su no aplicación hasta completar el estudio, la definición de un milaje mínimo tarifario con base en el estrato socio-económico. También se pide “que el alcalde respete la dignidad de las familias pobres”, y le exigen “un acuerdo de cero predial para viviendas de bajo costo y de interés social y prioritario”. Empieza a sonar, además, la propuesta de condonación de la deuda.

 

 

Modificado por última vez el 18/06/2012

Share this article

Lo último de Mesa Interbarrial de Desconectados de SSPPD

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.