Naren Reyes

Naren Reyes

Monday, 25 March 2019 00:00

¿Por qué deberíamos pelear?

Después de leer la Constitución: ¡Por nada! Pero el papel es tan bello como limitado, si quienes nos gobiernan lo pisotean.
La guerra, aunque nos tocó vivirla, no nos pertenece. Nosotros somos el resultado de la esperanza, del amor de la Madre Tierra, del diálogo, de la crítica constructiva; no seremos gestores de conflictos sin motivos, por intolerancia o avaricia. Por eso concluimos:
¿Deberíamos pelear? ¡Debemos!
Debemos pelear para que dejen de asesinarnos, mostrar nuestros argumentos no debe costarnos la vida. Cualquiera que lea la palabra “pelear” no dudará en calificarme de incendiario -así de mal estamos- porque se puede pelear desde el debate, la academia; llegando a un consenso. Los que levantan las armas contra su pueblo, nunca han vivido la democracia. Nadie que haya estado en un debate podrá negar el fresquito que se siente cuando se llega a un acuerdo.
Más de 240 líderes sociales asesinados entre 2016 y 2019: la intolerancia hecha acto. Tenemos la misión de abrir paso a una sociedad más equitativa -estos líderes lo sabían-, por eso ellos ya habían caminado un buen trecho.

Debemos pelear con nuestros campesinos, indígenas, afros; no se nos puede arrebatar lo poco que queda de nuestra esencia. Hay que recordar que es el campesino quien pone el alimento sobre la mesa; que es el indígena el que nos da la identidad; que son los afrodescendientes la muestra viva de la lucha que debemos continuar.

La Minga por la defensa de la vida, el Territorio, la democracia y la paz; resiste en el Cauca. Se han reunido alrededor de sus ancestros, de la búsqueda del respeto de sus costumbres, de la construcción horizontal de los derechos. Van construyendo sociedad, esquivan la represión que les intenta rozar la piel, luchan para ellos, para nosotros y para Colombia.

Debemos pelear para cambiar los medios de comunicación, que se jactan de presentarnos la verdad, pero en realidad nos engañan. Todos los periodistas –o quienes queremos serlo- hemos pensado el periodismo como “una labor social”. Amigo que ya conseguiste graduarte, de tu pared cuelga un diploma, –quiero creerlo- que te hace “superhéroe”. Es el momento de un poco de inocencia para que recuerdes los primeros días de academia y sueñes con cambiar el mundo, o por lo menos, con llevarle la verdad.

Algunos dirán: ¡Pero que inocencia! Con ellos tomo precaución y les digo: Todos somos inocentes. Unos escribiendo, otros en las urnas.

Debemos pelear para que la paz, que inició con la firma de un acuerdo, no sea arrebatada de nuestras manos, porque el silencio solo es una opción para quienes se han rendido y nosotros poco tenemos de cobardes o derrotados. No debemos callarnos ante quienes desean “modificar” lo que se ha construido, porque como afirmaba Tácito “una mala paz es todavía peor que la guerra”.

Una “mala paz” surge de una interpretación equivocada de los significados, porque la paz no consiste solo en la ausencia de las armas, sino también en cambios estructurales en las formas de gobierno, en las leyes. Para conseguirlos es aún más importante un cambio social, que se ha aplazado por años, pero que en verdad necesita el pueblo colombiano; para que estas (formas de gobierno y leyes) sean equitativas. Es la paz la muestra de tolerancia en todos los lugares, la convivencia amena con el disenso, el respeto por la Constitución y la justicia.

Debemos pelear. Bailemos, cantemos, dialoguemos, discutamos, marchemos, resistamos; así se pelea.

Hagamos todo esto y un poco más para que un día las letras se levanten del papel y luchen con nosotros.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.