Se embejucaron en el “poli”

Acostumbrados a observar las protestas estudiantiles en instituciones como la Universidad de Antioquia y la Universidad Nacional aquí en la ciudad de Medellin, causa sorpresa que ahora, después de tanto tiempo, los estudiantes del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid hayan recurrido a estas instancias para reclamar mejor educación. Un caso más que se suma a la larga lista de instituciones educativas públicas inconformes con el actual modelo.

 

Los malos manejos de parte de la administración del rector Efraín Barrera fue la gota que rebozó la copa. Precisamente, los estudiantes del “Poli” manifestaban que este señor estaba haciendo uso de su apellido para las aspiraciones de la comunidad académica de convertirse en universidad, pues al parecer en los últimos años no se han visto los frutos esperados del plan de desarrollo que tiene como objetivo mejorar la calidad de la educación de la institución para convertirse en universidad.

La plata guardada
El hacinamiento, el mal estado de los diferentes escenarios deportivos como la cancha, las inundaciones que se producen en los pasillos y en el coliseo, la poca inversión para el campo investigativo, el olvido que sufren varias sedes regionales, los altos costos de la matrícula, que oscilan entre $ 700.000 y $ 1`500.000, por mencionar algunos, son problemas evidentes que sufre esta institución pública estatal. Pero en el momento en que los estudiantes se enteraron que desde la administración pasada el politécnico había recibido $10200 millones de parte de la gobernación del departamento y que estaban depositados en el IDEA, esta fue la razón que los motivó a tomar cartas en el asunto.

El rector dijo a varios medios de comunicación antes de que estallara el paro (por este motivo no asistió, a pesar de la exigencia de los estudiantes de dar la cara), que de esos $10200 millones, $6000 millones estaban destinados a la construcción de un edificio y que se estaba esperando el permiso de Planeación Municipal para su ejecución. Los $ 4200 millones restantes se destinarían en la modernización de la biblioteca y mejoramiento a las sedes de Apartadó, Rionegro y Niquía. “La biblioteca es una de las obras que se entregaron. Tuvo una inversión cercana a los $ 600 millones, pero en realidad es un bien suntuoso, es decir, organizaron solo el coco medianamente y no se le implementó nada adentro… no posee un sistema de red de búsqueda y además tiene un problema gravísimo con las ventanas, que están selladas, y no funciona el sistema de aire acondicionado”, comento Nelson Acevedo, Ingeniero Agropecuario, estudiante de postgrado en Gerencia Integral y uno de los líderes del movimiento estudiantil.

En varias sedes regionales los programas de formación académica vienen disminuyendo y se está empezando a compartir con el SENA las instalaciones. “Los estudiantes del “Poli” con sede en Rionegro se están quejando de esa situación, porque deben solicitar autorización al SENA para usar los laboratorios o los salones didácticos; es difícil que se los presten. Pero en el fondo lo que sale a relucir es el reemplazo de la educación superior profesional por la educación técnica. En Rionegro, por ejemplo, en unos años atrás había por lo menos 7 carreras y ahora se dan solamente dos, siendo, paradójicamente, el oriente una de las principales fuentes de desarrollo para el departamento”, explica Nelson.

Se embejucaron en el “Poli”
De los casi 27 días de paro en el “Poli”, los estudiantes se manifestaron en repetidas ocasiones de forma pacifica y sin hechos que lamentar, a excepción de las amenazas de las “Águilas Negras” a través de un comunicado donde señalaron objetivo militar a varios líderes estudiantiles y que fue denunciado ante la Personería y la Fiscalía.

“Los estudiantes se expresaron firmemente en exigir la salida de un rector incompetente y que no está a la altura de avanzada que exige hoy el Politécnico, como es la ambición de convertirse en universidad y responder a los retos contemporáneos”, señala Nelson, contento por los logros obtenidos. “A raíz de este movimiento ya hay un punto logrado que es la congelación de las matrículas y ya hay un compromiso que se ganó gracias a la lucha en la calle. Se ganó que el Consejo Directivo presidido por el señor gobernador, Luis Alfredo Ramos, tenga que entrar a revisar la disminución del costo de la matrícula porque no estamos acorde a una institución pública estatal. De esta revisión nosotros vamos a ser garantes a través de la conformada comisión veedora compuesta por cerca de 30 estudiantes. Por eso seguimos en asamblea permanente y vamos a estar alerta hasta el 30 de junio para ver si se cumplió con esa parte… a mi me parece sumamente importante que los jóvenes hayan dicho no más a la resignación. ¡Basta ya! de ser tenidos en cuenta solo para pagar matrículas tan altas que no se retribuyen en educación con calidad”

Luego de 27 días de paro en el “Poli”, la asamblea de estudiantes decidió retomar las actividades académicas el miércoles 3 de junio de 2009, en acuerdo con las decisiones del Consejo Directivo en donde se comprometió a los siguientes puntos:
1. Estudiar los términos de una reforma académico-administrativa que será presentada a la comunidad educativa el 1 de agosto de 2009
2.Estudiar la posibilidad de regionalizar el politécnico para favorecer la provincia antioqueña
3. Congelación de las matrículas para los años 2009 y 2010 y se presentará para el 30 de junio la definición de la disminución del valor para hacerla efectiva el segundo semestre del 2009
4. Se hará un cronograma de aplicación de los recursos de inversión que el politécnico tiene disponibles en la actualidad
5. El consejo directivo evaluará la gestión del rector actual

Los retos que siguen
Nelson comentó que se viene estudiando la posibilidad de presentar varias propuestas. Una de ellas es que el Politécnico no solo sea de interés de la gobernación de Antioquia por el solo hecho de haberlo creado, sino que el municipio de Medellin también tenga la responsabilidad de otorgar recursos, ya que más del 65% del total de estudiantes del Politécnico viven en la ciudad y por ley el municipio debe brindar este tipo de apoyos. Otra de las propuestas es crear un fondo a través del IDEA para financiar la educación superior pública en el Politécnico y en las diferentes universidades del departamento. En este fondo deberían participar por lo menos el mismo IDEA, el municipio de Medellín y el departamento de Antioquia, para que los estudiantes de bajos recursos tengan oportunidades de educación. “Pero el reto principal –según lo mencionaba Nelson- para el movimiento estudiantil en estos momentos es ejecutar la comisión veedora, que logre consolidarse y permanecer alerta ante cualquier eventualidad y estar a la expectativa con el cumplimiento de la agenda que propuso el consejo directivo”.

Share this article

Acerca del Autor

Andrés "El Germen"  Markez

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.