Fe, fe, no. fecundidad

 
La fecundidad es la realización de la fertilidad; es decir, la abundancia de la reproducción biológica. También es el potencial reproductivo de un organismo o población. Es controlada tanto por la genética como por el ambiente. Como concepto demográfico, se mide por el número medio de hijos por mujer (índice de fecundidad) o mediante la tasa de fecundidad general (número de nacimientos por cada mil mujeres en edad fértil en un año).

Estas definiciones anteriores; no dejan de ser frías y sin vida, no nos sirven para ver la complejidad del proceso y no aportan mucho a la discusión.

La naturaleza es maravillosa. Para que se dé la formación del cigoto, unión del espermatozoide y del óvulo, se requiere anatómica y fisiológicamente unos elementos y procesos básicos complejos pero hermosos. Ya desde bebé, las futuras madres tienen en sus ovarios unos pequeños folículos en formación y desarrollo, los que posteriormente serán para la producción limitada de óvulos y así poder tener cada mes un óvulo listo que podría ser fertilizado.  Por el contrario, el niño al iniciar su pubertad comienza a producir espermatozoides maduros para hacer su mínimo y modesto aporte a la fecundidad. Pero todo este bonito proceso se da por medio de la unión placentera de dos órganos majestuosos como son la vagina y el pene.

Digo unión placentera, porque actualmente las relaciones sexuales son, principalmente, expresiones de la sexualidad, la sensualidad, el erotismo y el placer del compartir y disfrutar; la fertilidad y la reproducción ocupan un lugar secundario, y considero que esa visión y esa práctica es de avanzada y correcta. No hay razón suficientemente poderosa para seguir pensando que las relaciones sexuales son sólo para la reproducción y que lo demás no tiene importancia y es pecaminoso. Los cuerpos son para el disfrute responsable y consciente.

Vamos a analizar y discutir algunas de las diferentes posiciones que hay frente a la reproducción, es decir, argumentos en contra y a favor de tener hijos.

Argumentos en contra de tener hijos:
1)    El factor económico. La situación económica de la mayoría del pueblo lleva a pensar en la posibilidad de no tener ni un solo hijo o máximo uno. La realidad es concreta, en una sociedad basada en el dinero y en la imposibilidad de conseguirlo para resolver todas las necesidades básicas y creadas, es natural que muchos estén pensando en no reproducirse. Pero ese no debería ser el punto, una sociedad que desde el principio ya está coartando la posibilidad de tener un hijo debido a la forma como está planteada, es una sociedad que no sirve y debe ser cambiada radicalmente, de raíz. La decisión de tener o no hijos debería ser más libre, filosófica y éticamente y no estar tan sesgada por la economía.

2)    La pérdida de valores. El capitalismo es un sistema en crisis (política, económica y ambiental), en descomposición y decadencia y, como tal, no puede ofrecer a las futuras generaciones más que degradación espiritual y física. El problema de valores no es una cuestión de religión, ni de hipócrita moral ni de ética y menos de urbanidad. Es una cuestión de concepción filosófica del mundo y eso depende de las condiciones materiales de los pueblos y de la forma como se relacionan los hombres entre sí y cómo producen en común.

3)     La superpoblación. Existen muchos malthusianos que no conocen los argumentos de Malthus pero que sí los defienden desde el empirismo y la apariencia. Dicen que todos los problemas del mundo son por superpoblación, que hay hambre, miseria y guerras porque somos muchos en este destruido planeta. Deben analizar mejor el problema y mirar factores tan decisivos como el modo de producción anárquico llamado capitalismo, la forma descarada de consumo de los tales países “desarrollados”, las diferencias entre los pocos poseedores de la riqueza y los muchos desposeídos, las formas de explotación y uso de las tierras más fértiles, etc.

4)    La violencia. No traer hijos para la guerra, para que los maten o los pongan de carne de cañón de los diferentes ejércitos. Pero esos hijos, a la vez, deberían ser los constructores de la nueva sociedad.

5)    Interfieren con los proyectos de vida y requieren mucho tiempo en su crianza. Las mujeres que quieren estudiar y trabajar ven como los hijos se vuelven en un obstáculo para el logro de sus objetivos.

Argumentos a favor de tener hijos

Pueden ser muchos y los más importantes, para un grupo de mujeres, son: Compañía y apoyo en los años de vejez; Amor que se da y se recibe; realización personal como una posición filosófica; proyección futura de la especie; unión familiar y la alegría de verlos crecer a la par que los educamos.

En últimas, la mujer es la única que puede decidir sobre su cuerpo y sobre su vida, para dejar claro que los demás opinan o aconsejan para la solución de una problemática pero la decisión sólo le corresponde a ella.

Que vivan los hijos, que viva la vida, que viva el futuro luminoso de la humanidad.

Share this article

Acerca del Autor

Luis Alfonso Vásquez

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.