Actualidad

La lucha por la vivienda digna en Manizales

2

Por William Andrés Aguirre Cortés

En las cercanías del barrio Samaria, precisamente en el Barrio Alto Las Cruces de la ciudad de Manizales, se libra una lucha por la vivienda digna y por la apropiación del territorio por parte de las comunidades; personas que en un gran porcentaje son jóvenes. Ellas y ellos aceptan el reto de liderar este derecho que tienen a la vivienda digna, a sus casas, a un hogar para los suyos. Las casas de todos empiezan a ser habitadas desde la esperanza, desde el amor propio y la dignidad. Estas comunidades son un grupo organizado de personas que a través de un trabajo coordinado luchan por restablecer su derecho a un techo en un país sin techo en todas sus inequidades.

El tiempo que llevan estas comunidades luchando por este derecho es aproximadamente cinco años. En el asentamiento, “el popular alto el guamo”, están asentadas cincuenta y cinco personas en total, cinco adultos mayores y dieciséis niños menores, tres adolescentes, dieciséis mujeres y quince hombres para un total de quince familias en diecinueve casas.

El asentamiento Samaria alto de las Cruces se conforma de 460 casas, 1700 personas, 250 niños, 13 niños con discapacidad, 15 mujeres gestantes veinte hombres discapacitados, 50 personas de la tercera edad, 80 desplazados, 15 familias indígenas de diferentes etnias. 60% del asentamiento vive en la informalidad y un 30% está desempleado, madres cabeza de hogar representan el 50% del asentamiento, que tiene un año de constitución.

Agradecemos especialmente a Juan Sebastián Cardona Ospina, Estefanía Rodríguez, Vladimir Ramírez castillo y a Kendri Jimena Marín Cifuentes, líderes de la comunidad y a la Corporación Jorge Luis Ortega, quienes nos acompañaron en el proceso de las tomas fotográficas y de acercamiento a la comunidad, respectivamente.

Cajamarca no deja de cultivar sueños de país

Previous article

“El ELN no es una guerrilla binacional”

Next article

2 Comments

  1. Muy bueno el trabajo compañeros se les agradece no olvidar este rincón olvidado de la ciudad, agradeceles también el tiempito que nos regalaron y estas fotos y palabras .

    1. Gracias Vladimir por tus palabras de ánimo. Cuenten siempre con Periferia.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up